Medidas para tratar embarazos psicológicos en perros

Lo que el dueño debe saber ante un embarazo psicológico en su perro

Como dueños de una mascota, nuestra responsabilidad es velar por su seguridad y bienestar a toda costa, brindándoles todas las condiciones de vivienda, alimentación y entretenimiento con las que indispensablemente deben contar. Lo ideal es que la mascota y el dueño tengan una buena conexión, la cual le permita al ser humano poder identificar situaciones en las que su mascota no se encuentre de todo bien, como lo hacen fácilmente los animales con las personas.

En muchas ocasiones, los dueños desconocen la procedencia de conductas que presentan los animales y pueden no prestarle la misma atención a cuando se presentan de forma más grave, lo que ignoran, es que muchas manifestaciones de este tipo se deben a padecimientos que está teniendo el animal y encuentra este canal como única forma de comunicación con su dueño. En este sentido, es necesario que el dueño sepa cuándo debe acudir al veterinario para identificar lo que le está pasando a su mascota y de esta forma, prevenir el agravamiento de su molestia. En el caso de embarazos psicológicos o imaginarios en perros, se deben detectar las conductas del animal, las cuales consisten en la toma de un objeto como hijo, hinchazón del abdomen, sangramiento o segregación de fluido en la vulva, entre otros.

te puede interesar:

La orientación del veterinario

medidas1Una vez se haya detectado es necesario acudir al veterinario de confianza. Las dudas sobre el posible cuadro deben ser esclarecidas a partir de ahora. En este sentido, después de una serie de examinaciones físicas y las referencias de los dueños, el veterinario se encargará de proporcionar el tratamiento adecuado para tratar al animal de acuerdo a las condiciones y particularidades que este presenta.El veterinario deberá evaluar los factores característicos que presenta el animal, en primera instancia examinará la intensidad y el alcance que ha tenido el trastorno de embarazo psicológico en la perra. Con base en esto y la sintomatología que presente el animal, el veterinario puede dar una serie de cuidados, tales como:

  • Reducir la suministración de hidratos de carbono en la alimentación habitual del animal
  • Disminuir la cantidad de alimento en cada una de las porciones que se le administren a la perra
  • Reducir la disposición y con ello la ingesta de agua. Esto permitirá evitar la producción de leche de las mamas del animal

Sin embargo, es necesario tener en cuenta una serie de medidas que podemos realizar desde casa con el fin de acompañar en su proceso a la perra y mantenerla entretenida para que pueda olvidar poco a poco lo que le está sucediendo, muchos veterinarios afirman que es una situación que desaparece con el paso del tiempo, no obstante, esto dependerá de la intensidad con que se presenten los síntomas y la fuerza de la conducta de la perra.

En casos donde sea evidente la gravedad del caso, es posible que el veterinario opte por administrar al animal fármacos. Es de menester que el dueño comprenda la importancia de tratar el caso o la situación por la que está atravesando su mascota y atienda efectivamente a las orientaciones y ayudas que proporciona el veterinario para superar el problema. Lo que podría sugerir el veterinario, sería la ingesta de medicamentos los cuales contengan hormonas antipro – actínicas, las cuales se van a encargar de suspender y paralizar la producción de la hormona responsable de la situación y con ello, parar el funcionamiento erróneo que está teniendo el organismo en diferentes estancias, como la producción de leche y los flujos vaginales.

Por otro lado, es necesario tener en cuenta que cuando un animal presente de forma frecuente este tipo de conductas y trastornos que incluyen el embarazo psicológico o imaginario, se hace casi que obligatorio la esterilización del animal a fin de dejar de evidenciar estas situaciones. Esta sin duda sería una solución de forma definitiva que además de frenar el trastorno, mitiga cualquier posibilidad que pueda presentarse nuevamente la conducta y evita la probabilidad de que aparezcan padecimientos importantes como los tumores y las infecciones en las mamas, infecciones en el útero y demás problemáticas en su organismo.

Tratamientos y medidas: El papel de los dueños

Con ayuda de los dueños de la perra, la mejora y el éxito de los resultados podrán obtenerse en poco tiempo.

Desde casa podemos tomar medidas y ayudar a la perra con su problema y su idea de la posible gestación. Para esto, será necesario tener los siguientes puntos en cuenta:

  • Reducción de la comida: Con el objetivo de evitar el aumento de peso y con ello, de su vientre, será necesario reducir la cantidad de comida en cada una de las porciones que se le administren a la perra. Esto porque inconscientemente se le suministraba más alimento y debido a los cambios hormonales que permiten la idea del embarazo, la perra tendió a comer en más cantidad.
  • El agua: Debes eliminar el agua durante el transcurso de la noche. Generalmente dejamos el tazón lleno de agua o no evaluamos la cantidad que reside durante el paso de la noche. Esto se debe a que, a medida que vamos eliminando el agua sólo en esta parte del día, será posible evitar que la perra produzca la leche que cree, va a darle a sus cachorros.
  • El objeto como cría: Por más complicado y difícil que esto pueda resultar, es necesario retirar de su compañía el objeto que tenía como cría. Puede que al principio la perra se muestre sumamente nerviosa, temerosa o agresiva, pero debes recordar que es un proceso y que con el paso del tiempo ella podrá al fin superar esta situación. Esconder y por nada del mundo volver a facilitarle los objetos. Por más duro que parezca esta medida es importante, pues por más nerviosismo e inquietud que pueda presentar la perra, este será en primera medida el paso inicial para el tratamiento.
  • Los tratamientos homeopáticos pueden ser de gran ayuda para el animal, pues generalmente son los agentes que proporcionan los mejores resultados en este tipo de procedimientos. Salir con la perra a parques y a paseos, la mantendrá entretenida.
  • Recuerda: Con ayuda de estas medidas y el tratamiento que proporcione el especialista, la perra podrá superar el caso de embarazo imaginario. Es un proceso, por lo que los cambios deberán hacerse gradualmente y siempre intentando estar acompañándola en la etapa para avanzar con el procedimiento. Acude de inmediato cuando notes el cuadro presentado por la hembra y sigue al pie de la letra con ayuda de estos útiles consejos el procedimiento y el tratamiento que se constituirá para tu perra. En caso de que sea tu primera experiencia sobre el primer celo que le vaya a dar a tu mascota en el celo, debes asesorarte sobre las medidas que deberás tomar durante esta primera experiencia.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *