El embarazo psicológico en hombres: ¿Verdad o mito?

¿Existen el embarazo psicológico en hombres o es un mito?

Para contestar la pregunta inicial, lo cierto es que si, existen este tipo de casos donde el embarazo psicológico no sólo lo presenta la mujer, sino que también es posible que lo presente un hombre. Esto ocurre, generalmente, porque en ocasiones los hombres se involucran de tal forma con la gestación de sus parejas, compañeras, familiares o amigas que es probable que experimenten algunos factores de la sintomatología, como por ejemplo un aumento de peso, las náuseas, los dolores y de cabeza y demás. Esta causa de embarazo imaginario, es muy similar a causas que pueden llevar a una mujer a este mismo caso.

Este tipo de casos, donde es el hombre quien experimenta las señales del embarazo, se reconoce como el síndrome de Couvade, el cual explicaremos más adelante. Además conoceremos y te ayudaremos en el reconocimiento y la identificación si tu, o es el caso de tu pareja quien podría estar presentando este caso con los procesos que sufren los hombres.

te puede interesar:

Además de la cercanía con un embarazo cercano, sea el de la pareja y por esto es posible que se presente, lo cierto es que las causas de embarazo psicológico en hombres pueden darse por otros factores, como la preocupación de ser rechazado una vez el niño nazca por parte de su pareja, por ejemplo, entre muchas otras posibilidades.

¿Qué es el Síndrome de Couvade?

El embarazo psicologicoEl término proviene de la palabra “couver” que traducido del francés, hace referencia a criar y es capaz de presentarse en hombres, especialmente cuando su pareja está en período de embarazo. El hombre o su pareja, puede identificar la aparición del síntoma, mediante una serie de indicios y síntomas que van a empezar a hacerse evidentes durante el embarazo en desarrollo de la mujer.

Por otro lado, el síndrome de couvade, puede aparecer cuando la mujer se encuentre en el tercer mes de la gestación o incluso aparecer semanas previas al momento del parto. Lo cierto es que el porcentaje de hombres que lo presentan es alto, siendo de el 10% en casos de embarazo normal y de 25% en casos donde el embarazo representa un alto riesgo tanto para la madre como para el nuevo ser que viene en camino.

La gestación en el hombre psicológicamente

La psicología explica los casos de embarazo psicológico como un momento de identificación que tiene el hombre hacia su pareja, naturalmente, al encontrarse en estado de embarazo y todo el desarrollo que la concepción implica. En este momento, según la explicación de los psicólogos, se trata de un proceso mediante el cual el hombre se considera semejante hacia su mujer, ya sea de forma parcial o completa frente a los cambios que está experimentando en esta etapa.

Lo anterior enfatiza en que el hombre se pone en el lugar de su mujer y empieza a experimentar síntomas de forma simultánea con su pareja o en ocasiones, puede que ella no los sienta pero él si. Lo cierto es que esto no ocurre de forma consciente, por lo que el hombre no envía las señales a su cerebro sino que se da por la empatía hacia la mujer.

La gestación en el hombre fisiológicamente

Por su parte, la explicación fisiológica de este tipo de casos explica, que el sistema nervioso se divide en dos partes, las cuales son el sistema nervioso somático y el autónomo. En esta medida, el sistema nervioso autónomo, es capaz de equilibrar las funciones y los movimientos involuntarios que realice el cuerpo humano, tales como: la respiración, los procesos intestinales, la evacuación y demás. Con base en esto, este mismo sistema se perjudica por los estados anímicos que pueda presentar. Un claro ejemplo de esta explicación, es la persona que padece de gastritis, llegando a sentir estrés.

Frente a todo esto, es necesario que el hombre se sienta como una parte fundamental y activa en el proceso del embarazo como método de prevención para la aparición de este tipo de casos de embarazo psicológico. Para tomar esta medida, pueden asistir ambos, tanto padre como madre, a clases prenatales juntos en el hospital donde se establece que nacerá el bebé.

Tratamiento del embarazo imaginario en los hombres

Síndrome de Couvade, embarazo psicológico en los hombres

Se puede pensar en la idea delirantes sobre un embarazo imaginario, que  no es una novedad dentro del campo de la Psiquiatría pero si nos referimos a un hombre, entonces las cosas cambian. De hecho, las ideas delirantes de embarazo en los hombres son delirios raros pero que incluso pueden acompañarse con alteraciones corporales.

Muchas de las causas de la aparición de este síndrome, se deben a factores relacionados con el estrés y la nueva responsabilidad que aguarda el nacimiento de un nuevo bebé, siendo el rol de padres sumamente fuerte en caso de que lo sean por primera vez. Por esto, uno de los mecanismos que pueden usar las parejas para prevenir y tratar este tipo de casos, es el de construir una relación con base en la comunicación.

te puede interesar:

Construir y mantener esta facultad, les permitirá hablar con frecuencia sobre el momento que está por venir, además de alivianar responsabilidades y responder a todas aquellas señales de estrés sobre el nuevo momento. La comunicación permitirá construir una relación sólida y madura en la que ambas partes puedan expresar los temores y los sentimientos que estén teniendo en esta nueva experiencia. Algunos de los tratamientos que puede usar la pareja para acompañarse y superar esta situación, son:

  • embarazo imaginarioMétodos psicológicos: Con el fin de mejorar la comunicación y poder expresar todo lo que se siente, en caso de que a la pareja le resulte difícil mantener una conversación que se los permita, pueden buscar ayuda psicológica que además de contribuir a la relación, pueda orientarlos en todo el proceso desde su estancia.
  • Métodos médicos: Como mencionamos, el hombre puede presentar síntomas e indicios del embarazo que propiamente también experimenta su pareja naturalmente. En este caso, será necesario asistir al médico si a la persona le resulta sumamente molesto el padecimiento en la medida en que los presenta. Después de una evaluación física, el médico determinará los tratamientos que deberá usar según el caso, a través de medicamentos o psicoterapias de apoyo.