Síntomas de embarazo psicológico en hombres y mujeres

Qué síntomas tiene un embarazo psicológico

Ya sabemos que un embarazo  psicológico puede afectar tanto a mujeres como a hombres. Este tipo de casos, que no solo se presentan en la actualidad sino que, vienen presentándose hace muchos años, deja como síntomas similares e iguales tanto a hombres, como a mujeres. En este artículo conoceremos los síntomas y los indicios que presenta el embarazo psicológico tanto en hombres como en mujeres.

Síntomas  embarazo psicológico  en hombres

En el caso de los hombres, el embarazo psicológico aparece a partir del primer trimestre en el embarazo real de su pareja. Es en este punto donde, posiblemente aparecerán algunos de los siguientes síntomas:

  • Un aumento del peso (masa corporal)
  • Aparición de antojos por comida que no consuma generalmente o combinaciones raras
  • Mareos, náuseas y vómitos frecuentes
  • Alteraciones y cambios en el apetito
  • Tiende a presentar hipersensibilidad a ciertos olores

sintomas de embarazo psicologicoHay que destacar que en los hombres, el síndrome puede no presentarse tan grave e intenso como en el caso de las mujeres, ya que el tratamiento será posible basarlo en la comunicación para hacerlo sentir parte del proceso con ayuda psicológica y, en caso de que los síntomas se presenten potentes, con medicamentos.

te puede interesar:

Síntomas  de embarazo psicológico en mujeres

Los síntomas de las mujeres, similares a los de los hombres, naturalmente, pueden llegar a durar hasta el momento del parto, donde se sienten contracciones e incluso la mujer podría alcanzar a padecer de tal forma los dolores. Los síntomas generales que se presentan a partir de las primeras semanas del embarazo psicológico, son:

  • Aparece un trastorno sobre el proceso del ciclo menstrual, donde incluso podría detenerse como si se tratara de un embarazo real. Puede ausentarse durante los 9 meses de la gestación.
  • Puede aparecer una hinchazón en la zona del abdomen, pero, no como en el caso del embarazo, el ombligo no va a desaparecer.
  • Podrían evidenciarse secreciones de calostro y leche, una vez las glándulas mamarias inician la producción, crecen y se inflaman.
  • Se experimentan náuseas, vómito, mareo y un aumento del peso.
  • Con el paso del tiempo y el “desarrollo del bebé” la mujer puede experimentar “movimientos del feto” en su vientre, lo cual sólo se trataría de sensaciones.

Para el tratamiento de las mujeres, al ser un poco más intenso el poder de la mente sobre el cuerpo y los cambios fisiológicos, los procedimientos podrían incluir, además del apoyo de las personas que la rodean para enfrentarla a la realidad, métodos psicológicos y médicos que suministran medicamentos para regular y devolver el equilibrio a las hormonas del organismo. Además, antes de todo esto, deben realizarse test de embarazo y visitas al médico que permitan contrastar la información y verificar el caso de embarazo psicológico.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *